Cómo crear un embudo de ventas exitoso - La Sastrería Digital

La Sastrería Digital

Cómo crear un embudo de ventas exitoso

Cuando empiezas un emprendimiento, una de las primeras cosas que debes hacer es diseñar un embudo de ventas. Un embudo de ventas o funnel bien diseñado, puede hacer que tu emprendimiento incremente de forma significativa sus ventas. 

Por eso, si estás pensando en empezar un emprendimiento o estás a punto de crear tu primer embudo de ventas ¡Detente! Te recomendamos que primero leas este post, ya que estamos seguros de que te ayudará.

¿Qué es un funnel o embudo de ventas?

El funnel o embudo de ventas es el camino por el cual llevas a una persona que no te conoce de nada hasta convertirse en cliente. Se usa este término para representar el proceso de ventas, ya que inevitablemente, al empezar el proceso de venta tendremos un mayor número de personas que al terminar; es decir que el número de personas que realmente terminen comprando nuestro producto o servicio, será más reducido que la cantidad con la que empezamos. Nuestro principal objetivo con un funnel, es lograr que la brecha entre las personas que entran al embudo y las personas que efectivamente compran, sea lo más pequeña posible. Para que eso suceda, es necesario que tu potencial cliente tenga una gran experiencia en ese camino y se vaya comprometiendo cada vez más con tu marca.

Existen 4 etapas básicas dentro del embudo de ventas:

  • Atención
  • Interés
  • Deseo
  • Acción/Adquisición

Si bien existen diferentes modelos de funnel, la mayoría de las empresas usan este modelo para guiar sus esfuerzos de marketing B2C y acompañar al cliente en cada etapa.

Etapas del embudo de ventas

El embudo de ventas más usado es el AIDA (Atención, Interés, Deseo, Adquisición). Es importante trabajar cada etapa del proceso de forma independiente (pero a la vez con cierta coherencia entre sí) para no enviar el mensaje equivocado en el momento o persona equivocada

Aquí te contaremos de que va cada etapa en detalle.

Atención

En esta etapa del funnel, los potenciales clientes llegan a tu marca sin saber nada de ella. Es tu trabajo llamar la atención de los usuarios y dar a conocer tu marca. Aquí el cliente potencial aprende sobre tu marca, lo que ofreces, que te diferencia, cuál es tu valor añadido. 

Esto puede ocurrir a través de redes sociales, por buscadores de internet o de boca en boca. Lo importante de este punto es que tus clientes no te conocen de nada y es tu trabajo captar su atención dando a conocer tu marca, con el mensaje adecuado y en el momento oportuno.

Para captar la atención del usuario, es importante que conozcas muy bien cuál es tu buyer persona. Cuáles son sus hábitos, sus deseos, sus dolencias. Cuanto más lo conozcas, mejor.

Muchas veces las personas no saben que tienen un problema hasta que tú se lo das a conocer. Por eso es importante conocer qué problematica de tu potencial cliente vas a resolver, para que este se sienta identificado con esa dolencia y pueda darte la oportunidad de resolverla.

Si conoces bien cuál es la mayor dolencia de tu cliente (relacionado a tu producto o servicio) y logras captar su atención ofrecindo una posible solución, en el momento, lugar y con el mensaje adecuado, estarás mucho más cerca de conseguir un posible cliente.

Interes

Una vez que el usuario conoce su problema, inmediatamente buscará solucionarlo. Para ello, empezará a buscar la mejor solución posible y para alcanzar su objetivo. 

En esta etapa del embudo de ventas, el usuario ya ha escuchado acerca de tu marca y, si bien es importante mantener una coherencia entre el mensaje que das en la etapa de atención y la etapa de interés, este no será el mismo. 

Este es el momento de ofrecer tu producto o servicio y, habiendo tanta competencia en internet, debes asegurarte que sea increíble. Tu objetivo en esta etapa es despertar el interés de los usuarios frente a tu producto. Las personas en internet están cansadas de ver anuncios y marcas tratando de venderles. Por eso, la diferencia entre un embudo de ventas que es exitóso y uno que no lo es, radica en los pequeños detalles. Recuerda, tu no estás vendiendo un producto, estás ofreciendo una solución a su problema: Y realmente debes solucionarlo. Sin embargo, debes tener mucho cuidado con el mensaje que le envías.

Tu potencial cliente aún está buscando quién le solucione su problema, pero no ha tomado la decisión de adquirir tu producto. La clave aquí es despertar su interés, no vender. El usuario aún no está listo para tomar la decisión de compra y al intentar vender podrías ahuyentarlo. Una buena estrategia es garantizar la confiabilidad en tu producto: Detallando toda la información necesaria, contando vuestra historia y trayectoria, incluyendo pruebas sociales y testimonios de tus clientes.

Deseo

En este momento de tu funnel, tu potencial cliente ya está listo para hacer la compra, y lo que debemos hacer es incentivar el deseo de compra. Es decir, dar ese empujoncito para que efectivamente se convierta en cliente. Aquí conocerá en detalle cuáles son los principales beneficios de tu producto y cómo solucionará su problema. Hay que mover al usuario de “me gusta” a “lo quiero”.

Para terminar de convencerlo, una buena estrategia es ofrecer una oferta irresistible: Debe ser algo tan tentador para él, que no pueda decir que no. Esto puedes lograrlo bajando el precio de tu producto (Descuentos, 2×1, muestra o envío gratis, etc), o bien subiendo la espectativa de tu producto (Es decir, ofrecer algo tan completo que tu cliente sienta que tu producto vale su precio y por eso te elige por sobre la competencia). 

Acción / Adquisición

La acción es el final del embudo de ventas. Es el momento en el que el usuario ya ha comprado tu producto o contratado tu servicio. Deja de ser un potencial cliente, para efectivamente ser un cliente. Es importante señalar que, dentro de tu embudo de ventas, puede haber etapas adicionales, y tu vínculo con el cliente debe ir más allá de la compra. La compra es una consecuencia de un buen embudo de ventas y un vínculo exitoso con tu potencial cliente.

Una vez que has conseguido la venta, debes concentrarte en retener al cliente. Sé empático, expresa gratitud por su compra, ofrece descuentos, invítalo a compartir comentarios, etc.

Tips para construir un mejor embudo de ventas

1. Conoce a tu público objetivo

En un plan de marketing exitoso es muy necesario conocer a tu público objetivo antes de empezar a crear su embudo de ventas. Puedes investigar teniendo en cuenta los siguientes puntos:

  • Cuáles son sus deseos y dolores. Qué problemas buscan solucionar.
  • Que canales digitales usa: Facebook, Instagram, Google, Amazon, etc.
  • Cuáles son sus intereses.
  • Qué cosas le molestan a la hora de hacer una compra en linea.

2. Planifica el tráfico 

Para que haya ventas, primero debes lograr que las personas conozcan tu marca y tus productos. Por lo tanto, debe llevar a cabo diferentes estrategias de generación de leads para atraer a tus potenciales clientes a tu sitio web. Para eso puedes hacer:

3. Planifica la participación de tu audiencia

Para atraer más posibles clientes, debes generar contenido que sea de valor para tu público. De esta forma, cuanto más relevante sea tu contenido para ellos y más tiempo naveguen por tus sitios, tendrás más probabilidades de conseguir ventas. Para ello puedes hacer:

  • Creación de blogs activos y atractivos con contenido de valor.
  • Diseño de videos interesantes para tu público.
  • Involucrar y trabajar con influencers que interactúen con tus productos.
  • Promocionar contenido en redes sociales y promover la interacción.
  • Realizar campañas de email marketing para interactuar con tu público y mostrar las novedades.

4. Convierte a tus clientes potenciales

Es importante crear un embudo de ventas que lleve al mayor número de conversiones posibles. El proceso de ventas no puede ser muy largo ni muy complejo, para que el usuario no abandone la compra.

  • Pon el menor número de pasos posibles al completar la compra.
  • Minimiza el número de campos de formulario.
  • Pon opciones de un clic para iniciar sesión y registrarse.

Si quieres crear un funnel que convierta o profesionalizar el que ya tienes, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Podemos diseñar, implementar y mejorar cualquier etapa de tu funnel.

Deja un comentario